Saltar al contenido
Inicio » Cómo curar una infección de la garganta

Cómo curar una infección de la garganta

Modo de vida y remedios naturales Reposo. Duerme bastante. Tome líquidos. Pruebe alimentos y bebidas reconfortantes. Realice gárgaras con agua salobre. Humidifica el aire. Considere pastillas o caramelos duros. Evite los irritantes. Quédate en el hogar hasta el momento en que te cures.

Descansa y bebe líquidos

Descansa lo bastante y mantente bien hidratado. La fiebre, los vómitos y la diarrea tienen la posibilidad de ocasionar una deshidratación importante, lo que puede lograr que te sientas peor. Sostenga una botella grande de agua al lado de su cama y tome frecuentemente. Las sopas caldosas, el té con miel y los jugos de frutas asimismo son buenas opciones.

«Puedes ofrecerte cuenta de que te andas deshidratando si sientes la boca seca, te sientes mareado en el momento en que te mueves de una situación sentada o en cuclillas a una situación parado, y tu producción de orina reduce», afirma el Dr. .tung “Tienes que mear cuando menos cada 4 o cinco horas. La deshidratación severa es una de las razones por las cuales hospitalizamos a pacientes con COVID-19, por el hecho de que el cuerpo se regresa bastante enclenque para batallar la infección”.

Otros antibióticos naturales

  • Miel. Un vaso de leche tibia con miel, ¿quién no lo tomó en la niñez? Y diríase que este habitual antídoto para el mal de garganta de la abuela es un poderoso antimicótico y antimicrobiano natural. Aun, ciertos estudiosos estudian sus características para batallar infecciones ocasionadas por bacterias y hacer nuevos antibióticos.
  • Propóleo. Antibacteriano, antibiótico, antiinflamatorio, antioxidante, analgésico y un largo etcétera de características caracterizan a este producto elaborado por las abejas. Su composición en principios activos es perfecto para asistir en el régimen de estados gripales y en la prevención de exactamente los mismos.

El mal de garganta, si no se cura apropiadamente, puede ocasionar amigdalitis, fiebre y otras patologías mucho más agudas. De ahí que es primordial accionar lo antes posible frente a un fácil mal de garganta y, mejor aún, prevenirlo.

Primordiales nosologías de la nariz.

  1. Desviación del tabique nasal. El tabique es la pared que divide tus 2 fosas nasales. En el momento en que esta pared se desvía, el tamaño del canal de los dos o de uno puede reducir. En las situaciones mucho más extremos, puede suceder que entre las fosas nasales esté absolutamente tapada y que la persona que la sufre solamente logre respirar.

Esto lo apreciarás primordialmente al practicar deporte y al reposar, y vas a sentir que tu nariz se reseca bastante hasta el punto de sangrar.

Llevar a cabo gárgaras con agua no muy caliente con sal

La sal es un poderoso desinfectante natural, y en el momento en que se combina con agua funciona muy bien para normalizar los ácidos en la garganta, restaurando de esta manera la estabilidad del pH que había sido interrumpido por mal. De esta manera se logra remover la sensación de picor, dejando las mucosas menos irritadas. Además de esto, realizar gárgaras suprime el exceso de mucosidad.

la miel disminuye la tos y tranquilidad la garganta y es un fuerte desinfectante, el agua no muy caliente con limón calma el mal. Las composiciones con miel y limón son muchas, se tienen la posibilidad de usar con infusiones de tomillo, té verde…etcétera.

¿Qué tienes que realizar?

  • Hervir un litro de agua y añadir 2 medidas de cuchara de yerbas frescas de tomillo.
  • Incluye el jugo de un limón y su cáscara. Sostener en el fuego a lo largo de otros diez minutos.
  • Pasado este tiempo, dejar descansar diez minutos y colar la infusión.
  • Tomar con 2 medidas de cuchara de miel en todo el día.

Lea asimismo: Características y provecho del tomillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *