Saltar al contenido
Inicio » Cómo curar la gripe y la tos

Cómo curar la gripe y la tos

¿Qué mucho más puedo llevar a cabo para sentirme mejor con un resfriado o tos? Tome varios líquidos. Duerma bien bastante. Use un humidificador de vapor frío. Use gotas o sprays nasales de solución salina. Use succión nasal con una jeringa de pera, que puede ser realmente útil en pequeños inferiores de un año.

Tos y constipados a lo largo del embarazo: régimen y prevención

En el momento en que queda embarazada, probablemente su sistema inmunológico cambie. Como producto de estos cambios, posiblemente se resfríe o tosa en algún instante del embarazo. Además de esto, la patología puede perdurar mucho más tiempo. La buena nueva es que, más allá de que puede sentirse fatigada, los síntomas del resfriado o la gripe por norma general no son peligrosos para su bebé. No obstante, es esencial tomar medidas para impedir los constipados o la tos a lo largo del embarazo y tratarlos a la mayor brevedad.

Para eludir un resfriado o tos, lo más esencial es sostener un método de vida beneficioso para la salud. Asegúrese de comer de forma nutritiva, reposar lo bastante y realizar ejercicio. Además de esto, es esencial que tome sus vitaminas prenatales aparte de los probióticos. Lávese las manos de forma regular. Si sabes que andas cerca de alguien que está resfriado, impide tocarte las manos o comer tras ellas. Lleve a cabo un esfuerzo agregada para lavarse las manos con mucho más continuidad en el momento en que esté cerca de personas con resfriado o tos.

De qué manera tratar

Si la tos seca de su hijo empeora durante la noche o tras el ejercicio, un médico debe comprobarlo para advertir asma. Esta es una condición que precisa intervención médica y no desaparece por sí misma.

Contribuye a hogar: supervisar los desencadenantes del asma como el polvo, el moho, el polen y la caspa de las mascotas. Si no es asma, su hijo debe tomar bastante líquido conforme la mucosidad sale del sistema.

Vapor

Entre los síntomas mucho más molestos del resfriado es la congestión nasal. En ocasiones nuestra nariz está absolutamente tapada y disponemos inconvenientes para respirar. Un óptimo método hecho en casa para calmar esta sensación es el vapor.

Para hacerlos, hierve unas hojas de eucalipto en una cazuela con agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *