Saltar al contenido
Inicio » Cómo aprender a orar con fe

Cómo aprender a orar con fe

Testifico que nuestro Padre escucha y responde nuestras frases. Oro a fin de que todos trabajemos mucho más duro para soliciar con fe y de esta manera lograr que nuestras frases sean realmente francas. Te lo suplico, en el beato nombre del Señor Jesucristo. Amén. Un hombre.

Antes de solicitarle algo a Dios, pregúntate, ¿hago su intención?

Bastante gente se sienten frustradas por el hecho de que no reciben contestación a sus frases. En su corazón confiesan día y noche que Dios no los escucha pues solicitan algo y no reciben contestación a eso que solicitan. Lo cierto es que Dios escucha a todos y cada uno de los que elevan un lamento frente él e inclusive da respuestas repentinas a sus frases. El inconveniente es que varios de nosotros vivimos bajo cielos de bronce gracias a nuestro pecado y desobediencia Deuteronomio 28:23-24. Vivir bajo cielos de bronce quiere decir que prácticamente jamás conseguimos lo que solicitamos gracias a nuestro pecado, la carencia de perdón de otra persona o la mala intención con la que solicitamos. Un individuo que vive bajo el cielo de bronce es un individuo que vive en sequía continua, un individuo que vive en el desierto, un individuo que jamás sale de un aprieto, o de una deuda, un individuo que vive sin promesa, un individuo que siente que todos lo abandonó y lo malo de todo es que le cuesta bastante oír la voz de Dios. Una prueba de que vivimos bajo el cielo abierto es que tenemos la posibilidad de oír la voz de Dios Mateo 3:16-17. La única forma de abrir los cielos y romper los cielos de bronce es llevar a cabo la intención de Dios. Esta pertence a las causas más frecuentes para las que no nos llega respuestas, más allá de que Dios nos respondió hace un buen tiempo.

A: Alabado sea

Alabado sea Dios con lo que es. Por Su excelencia, por Su hermosura, por Su amabilidad. Piensa en las maravillas de la Creación y pregúntate, ¿por cuál deseo alabarte el día de hoy?

Loar a Dios te hace salir de ti, dejar de centrarte en tus miserias y inconvenientes, y tomar conciencia de todo lo bueno que Dios puso a tu alrededor.

Entender el propósito de la oración.

“Hasta el momento en que sepas que la vida es una guerra, no puedes entender de qué se habla la oración” — John Piper.

“Si no continuamos en la oración, permaneceremos en la tentación” — John Owen.

Miércoles, 21 de diciembre

Emily in Paris Temporada 3

Netflix estrena la tercera temporada de esta serie de éxito donde Emily prosigue en París peleando por el trabajo de sus sueños. En este número, Emily va a ver de qué forma se abren frente ella 2 caminos distintas y deberá elegir cuál es el más destacable tanto a nivel laboral como sentimental. Emily proseguirá viviendo sus aventuras comunes en la ciudad más importante de Francia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *