Movilidad: quieren recambio por motores eléctricos o híbridos

El proyecto de ley de Promoción de la Movilidad Sustentable, que busca menor emisión de contaminantes y contempla el recambio de la flota vehicular pública y privada, para el transporte de personas y mercancías, fue presentado por el diputado Juan Carlos Villalonga (PRO).

La iniciativa establece un régimen de promoción de la movilidad sustentable con vehículos impulsados por motor eléctrico, a hidrógeno, o híbridos.

«Para el año 2050 se estima que habrá más de 200 millones de autos eléctricos circulando en América Latina. A nivel mundial, este año se vendieron más de 1 millón de unidades de esta clase de vehículos», señaló a Télam el autor de la iniciativa.

A lo largo del año pasado se realizaron en la Comisión de Transportes, presidida por el fallecido diputado Héctor Olivares (UCR), distintas reuniones informativas en las que participaron la industria automotriz, instituciones relacionadas al sector y el Poder Ejecutivo Nacional -Ministerio de Transporte, Secretaría de Industria y Secretaría de Ambiente-.

También busca un Plan Estratégico Nacional de Movilidad Sustentable acorde a los compromisos en el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, con metas reemplazo de vehículos y declara de interés nacional la política de reducción de emisiones de gases contaminantes y de efecto invernadero por transporte automotor terrestre. Los objetivos de este plan son los siguientes:

Para la organización

  • Aumento de la productividad, disminución de costos logísticos.
  • Disminución de siniestros “in itinere”.
  • Disminución de emisiones a la atmósfera.
  • Mejora la imagen corporativa. Fortalecimiento de los programas de sostenibilidad ambiental y responsabilidad social mejora la imagen organizacional.
  • Mejora la calidad de vida y el rendimiento de sus miembros, promoviendo hábitos saludables y seguros.

Para las personas

  • Mejora la calidad de vida y el rendimiento de las personas.
  • Reducción del estrés.
  • Reducción de los costos de traslado.
  • Aporta a la construcción de un ambiente de trabajo más amable.

Para la ciudad

  • Reducción de la congestión y el tránsito vehicular
  • Reducción de los niveles de ruido.
  • Mejora la ocupación del espacio público de manera más equitativa.
  • Mejora la calidad del aire.
  • Hace a las ciudades más amigables.

infoBUE

Noticias de Buenos Aires | Educación | Medio ambiente | Sustentabilidad | Política | Ciudadanía