Informe sobre como actúan los trolls

El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) elaboró un informe sobre el fenómeno social que se presenta en sitios sociales y webs, conocido como trolling, que describe a una persona con identidad desconocida que publica mensajes provocadores, irrelevantes o alejados del tema tratado


Durante las últimas tres décadas, junto con la globalización y el crecimiento exponencial de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) a nivel técnico y social, comenzó a utilizarse el sustantivo troll para calificar a quienes actúan a través de estos canales
El troll del siglo XXI vive en comunidad (redes sociales, blogs, chats, foros) en distancia social pero en cercanía digital por el mundo de las TIC. Busca a sus víctimas a través de “anzuelos”, usuarios aludidos y afectados, al ser parte de esta comunidad.


También alertan sobre cibertropas y no necesariamente tienen contacto entre ellos y pueden ser rentados o no; pero coniciden en un objetivo: producir algún efecto en la opinión pública o en la circulación de una información para alentar una acción.


Primero se identifica a un público objetivo, y se realiza la ofensa a través de cuentas anónimas, bots (robots) e individuos a los que se llega a través de sistemas de software o algoritmos, en base a perfiles voluntarios y actividades en la red.

Ejemplos de esta práctica

Es necesario identificarla y tomar las recomendaciones, para que los usuarios sepan como actuar y poder defenderse. Caso paradigmático fue el de las revelaciones de Christopher Wylie, exempleado de Cambridge Analytica, sobre el uso de datos de perfiles de Facebook para generar anuncios personalizados con fines políticos, revelados por los periódicos The New York Times de los Estados Unidos y The Guardian del Reino Unido. Uno de los ejes principales que marcó la última campaña presidencial en Estados Unidos fue el uso de las redes sociales para manipular las opiniones del electorado con el fin de interferir en los resultados. El escándalo de Cambridge Analytica de Facebook fue elocuente al respecto: la consultora fue acusada de haber obtenido información de millones de usuarios sin permiso, violando las políticas de uso de la red social; con esos datos habría generado anuncios dirigidos a favorecer la campaña presidencial de Trump, así como el Brexit, para impulsar la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

En la Argentina el caso de la muerte de Santiago Maldonado, estuvo envuelta en una serie de ataques en 2017, donde cuentas falsas de Twitter porpinaron ataques contra su familia. En dos horas, veinte cuentas ejecutaron 837 tweets con información falsa y una acusación. Esto se detuvo cuando el hermano de Maldonado difundió un comunicado, pero la operación ya había hecho el daño tramado.

También la artista plástica Maia Debowicz recibió un posteo agresor el 24 de diciembre de 2019 en su Facebook. El apellido encerrado con un triple paréntesis: (((Debowicz))), acompañado de una imagen que retrató un estereotipo racista de un judío avaro con agregados de labios pintados de rojo, uñas rosas, piercings en el rostro, un tatuaje feminista y un brazalete con la bandera LGBTIQ en el hombro. De acuerdo a investigaciones esto surgió de trolls que operan desde los Estados Unidos, nucleados desde 2014, a partir del podcast estadounidense de ultraderecha llamado The Daily Shoah. Allí supremacistas blancos difundieron el uso del triple paréntesis para señalar a un judío/a y potenciar las agresiones, además de potenciar el uso persecutorio a través de motores de búsqueda. Esto era utilizaba por una empresa Alt-Right Media, financiada por racistas , para actualizar una base de datos con personas a quienes acosar. Así acosaban por internet a celebridades, empresas, artistas, periodistas y políticos. Finalmente Google Chrome descubrió el código utilizado y dio de baja la extensión de triple paréntesis, ya que su uso alentaba la promoción del odio y la incitación a la violencia.

infoBUE

Noticias de Buenos Aires | Educación | Medio ambiente | Sustentabilidad | Política | Ciudadanía