En verano, los perros también disfrutan la pileta

Thais Matos, veterinaria de DogHero, la mayor empresa de servicios para perros de América Latina, enumera los cuidados básicos a tener en cuenta con las mascotas en la pileta. Además remarca que no todas las razas pueden jugar en el agua.

Durante el verano, a muchos padres y madres de perros les gusta disfrutar de los mejores momentos con sus mascotas. Jugar en la pileta, pasear por la playa y bañarse con una manguera para refrescarse son algunas de las alternativas para los días calurosos. Para esto es necesario tener especial cuidado con la salud del perro, según explica Thaís Matos, veterinaria de DogHero, la mayor empresa de servicios para perros de América Latina.

«Hay razas que no pueden ingresar a la piscina, como Basset Hound, Dachshund, Shih-tzus, Bulldogs, Pugs y otros», detalla la veterinaria. A continuación, sugiere cinco consejos para cuidar a las mascotas y que disfruten sin problemas:

1. Atención a la salud y alimentación del perro

Es recomendable evitar alimentar a su perro antes de que ingrese a la pileta, ya que la mascota puede enfermarse e incluso tener malestar estomacal. Lo ideal es ingresar al agua tres horas después de una comida. Otra precaución esencial es analizar la salud de su perro. Comprobar si tiene gusanos intestinales, enfermedades de la piel o cualquier otra complicación de salud y, de ser así, evitar el contacto con el agua.

2. Cuidado con los traumas y accidentes en la piscina

Tratar que el perro se sienta muy cómodo para que pueda ingresar a la piscina como le guste, o colocarlo lenta y cuidadosamente. Muchos tutores de perros cometen el error de tirar al animal al agua, pensando que es una broma. Por el contrario, esta actitud puede generar un trauma muy grande e incluso lastimarlo.

3. Evitar quemaduras no deseadas en su mascota

Al igual que los humanos, los perros sufren del calor, suelen estar cansados y pueden sufrir quemaduras en las patas durante las horas más calurosas del día. Lo ideal es disfrutar los días de verano con en momentos en que el sol no está tan fuerte. Un consejo importante es el uso de protector solar adecuado para mascotas y aplicarlo en los oídos y el hocico para evitar quemaduras.

4. Usar protección en el perro para evitar ahogarse

Para los perros que no están acostumbrados a ingresar a la pileta, una sugerencia es colocar un collar en el pecho para que, en caso de que el animal se canse o tenga calambres, puede tirar de él rápidamente. Otra opción es invertir en chalecos salvavidas adecuados, muy similar al de los humanos.

5. Invertir en cuidado posterior a la piscina

Después de que el cachorro salga del agua, es esencial bañarlo con un shampoo adecuado para que eliminen el cloro del cabello. Secar después del baño es esencial para evitar la tiña (infección parasitaria por hongos que afecta la piel, el cabello y las uñas), la dermatitis y las alergias al cloro. También es importante secar bien las patas de las mascotas y prestar atención si hay agua en el oído, ya que esta acumulación puede generar otitis, e inflamarse el oído. Es importante secar bien los oídos y ver si tiene alguna molestia.

infoBUE

Noticias de Buenos Aires | Educación | Medio ambiente | Sustentabilidad | Política | Ciudadanía