Aprender a Emprender: la historia de superación de Emigdia Delgadillo

Emigdia Delgadillo tiene 36 años, y trabaja mientras termina el colegio secundario. Con su escuela, participa del programa de Junior Achievement y se prepara para cumplir su sueño: ser una emprendedora.

Hay muchas personas que, por distintas circunstancias, deben abandonar sus estudios. Esto fue lo que le pasó a Emigdia Delgadillo. Tiene 36 años, es de Paraguay y vino a la Argentina hace más de 10. Cuando supo que podía terminar el colegio acá, fue inmediatamente a anotarse. Ahora, mientras cursa el tercer año del nivel secundario, participa con su escuela en Aprender a Emprender – La Compañía, el programa que Junior Achievement (JA) Argentina dicta desde 1991, cuando comenzó a funcionar en el país. 

Original Fire 29: la apuesta de Emigdia

Junto a sus 45 compañeros de la escuela de Comercio Nº29 Marina Mercante crearon la compañía Original Fire 29, con la que elaboran encendedores con tickets y cartucheras con cartones de tetra. “El programa es muy bueno e interesante. Hace participar a todos los chicos. A mí me encanta, porque hace que luchemos por lo que nos gusta. Mis compañeros están muy enganchados. Es una oportunidad muy buena para todos. A mí me ayudó a desenvolverme y perder la timidez que tenía” cuenta. 

Emigdia junto con sus compañeras en la Feria de Emprendimientos 2019 en el Alto Avellaneda.

Mientras termina el colegio secundario, Emigdia trabaja como niñera de cuatro chicos, de tres familias distintas. Trabaja hasta las seis de la tarde, y de ahí se va al colegio ubicado en el barrio de Caballito. “Mi jefa me dice que soy un ejemplo para sus hijos” afirma.

“Antes no me animaba a contar mi historia, pero este año al hacerlo, pude ayudar a que mis compañeros no dejen el colegio. Pasé por esa situación de atrasarse con las materias y uno se pone muy mal. Hay dos chicas que antes se atrasaban, y yo les pedí que no faltaran más. Ahora me muestran como vienen al día. En nuestro grupo de whatsapp, les insisto a mis compañeros para que no falten así no se quedan libres. También le pedí a un chico que me explique matemática, no porque yo no entendiera, sino para que no esté solo y no abandone el colegio” cuenta. 

Al haber participado ya dos años consecutivos del programa, Emigdia lo conoce bien, y destaca que la ayudó en su vida diaria. “El programa me ayudó a hablar más en público. Al principio me daba vergüenza. Ahora estoy mucho más segura de mí misma. Este año me siento segura y feliz con el colegio. Estoy logrando cosas que son muy buenas para mí” afirma convencida.

Gracias a Aprender a Emprender, Emigdia ya sabe que quiere hacer con su vida. “Mi sueño es realizar mi propia empresa. Me imagino emprendiendo, es algo que descubrí que me gusta” cierra.

infoBUE

Noticias de Buenos Aires | Educación | Medio ambiente | Sustentabilidad | Política | Ciudadanía