Abrió pileta de Villa Olímpica con protocolos

La Subsecretaría de Deportes de la Ciudad volvió a abrir la pileta del Parque Olímpico de Villa Soldati. Se utilizará de lunes a viernes de 8 a 18 horas, y su funcionamiento será bajo estrictos protocolos: limitar la cantidad de nadadores por andarivel a no más de uno por turno y un sistema de reservas de turnos de una hora y media.

El natatorio del parque olímpico es el más moderno de la Argentina, tiene apenas dos años de uso y se lució en el año 2018, cuando fue escenario de los juegos olímpicos de la juventud. Está ubicado en un pabellón de 130 x 65 metros que alberga dos piletas, una de 25 metros de ancho por 50 metros de largo y 2 metros de profundidad, conformada por ocho carriles centrales y dos laterales. Tiene un sistema que permite dividir la pileta en dos para posibilitar usarla en pruebas de 25 metros. La segunda es para saltos ornamentales, tiene 25 metros por lado y 5 metros de profundidad. Cuenta con infraestructura de plataformas de 3, de 5 y de 10 metros de altura y con trampolines de 1 y 3 metros. Para ampliar la capacidad de atletas por turno y asegurar el distanciamiento requerido, indicado en los protocolos, también se demarcará esta piscina con andariveles para ser utilizada por nadadores.

La reactivación del natatorio se suma a la apertura de la pista de atletismo realizada el lunes, donde empezaron a entrenar 28 atletas el primer día y hoy ya son más de 50 diarios -en su mayoría de la Federación Atlética Metropolitana (FAM)-. Está disponible para los deportistas federados de lunes a viernes, en dos turnos: de 11 a 13 y de 14 a 16 h y la idea es ir elevando la cantidad de personas entrenando en simultáneo a medida que los deportistas se acostumbren a los protocolos establecidos.

“Estoy muy contenta” no duda en expresar con una sonrisa Pilar Juárez Gianoli, corredora de 400 metros del club Los Chamanes, primera en el ranking metropolitano de U18 en 2019 y cuenta que la vuelta a la pista es “con muchas ansias”. “Los objetivos nunca se perdieron, con el equipo seguíamos entrenando pero dentro de casa cuesta seguir motivado”, admite la joven atleta.

Mateo Durán, corredor del mismo club, subcampeon nacional U16 y campeón metropolitano de 600 metros, destaca su sensación al “tocar el tartán de vuelta” en referencia al material profesional de la pista del Parque Olímpico. “Me encantó, es otra experiencia buenísima revivir todo lo que tenía”, afirma y admite que la vuelta es “un poco dura”.

Los entrenamientos tuvieron lugar en una de las dos pistas de atletismo del parque, que cuentan con dos cajones de salto y áreas de lanzamiento para disco, bala, martillo y jabalina. Las áreas verdes del anillo interno de las pistas están cubiertas con un césped especial llamado tifway 419 híbrido homologado.

“Volver a la pista es hermoso”, cuenta Paulina Knees, del Club Argentino, corredora de 400 metros y 4ª en el ranking metropolitano de mayores 2019. “Hoy tocaron pasadas cortas de velocidad 10 x 50 metros”, explica la atleta sobre su primer día de entrenamiento en pista, quien también reflexiona acerca del cuidado en su deporte: “Portémonos bien, cumplamos con todos los protocolos que hay que cumplir porque estas cosas se pueden hacer sólo si tenemos cuidado”.

Estos atletas integran la Federación Atlética Metropolitana, integrada por 35 clubes que estarán presentes en esta reapertura y contará con todo tipo de deportistas, desde aquellos que están en etapa de desarrollo, como muchas reconocidas figuras entre las que se pueden mencionar a Jennifer Dahlgren (atleta olímpica en lanzamiento de martillo); Otilio Rosa Puntiel (campeón sudamericano 100 y 200 metros); Julian Gaviola (Campeón nacional 800 metros); Joaquin Gómez (Campeón sudamericano y record mundial en juveniles en lanzamiento de martillo); Daniela Gómez (Subcampeona nacional en lanzamiento de martillo); Melanie Rosales (Campeona Nacional en 100 y 200 metros) o Agustina Cervoni (campeona nacional en 100 metros con vallas y heptatlón), entre otras.

El Parque Olímpico, centro de desarrollo deportivo en el sur porteño
El Parque Olímpico es el mayor legado material que dejó la realización de los Juegos Olímpicos de la Juventud, Buenos Aires 2018, una competencia que se realizó en octubre de aquel año y tuvo varios aspectos que lo convirtieron en histórico.

Reabrió sus puertas a los deportistas argentinos en abril del año pasado, tras realizarse trabajos de desarme de la infraestructura temporal utilizada en los Juegos Olímpicos de la Juventud, reacondicionar las instalaciones y concretar su traspaso a la Subsecretaría de Deportes porteña y la Corporación Sur.

Durante todo el 2019 recibió más de 20 mil atletas de todo el país y más allá de los entrenamientos, fue escenario de grandes competencias nacionales e internacionales. Recibió el Metropolitano de judo y de taekwondo, la Liga Interboxes Argentina eligió el Parque para la final de crossfit y varios campeonatos importantes de natación recibieron nadadores del interior pero también de otros países.

Ante la irrupción de la pandemia, el Parque debió cerrar sus puertas y suspender sus actividades, muchas de ellas importantes en el calendario internacional como el Sudamericano de natación, que nunca pudo concretarse por la emergencia sanitaria.

La mayor atracción del parque la aporta la natación por la destacada pileta olímpica. Durante el año pasado entrenaron cerca de 700 atletas cada semana de federaciones metropolitanas, de provincia y del resto del país, aparte de clubes como Huracán, River o San Lorenzo. Además hubo más de 50 deportistas que entrenan saltos ornamentales, gimnasia rítmica y waterpolo. Más allá de los entrenamientos, se consolidó como sitio preferido para competencias deportivas. En octubre se desarrolló el campeonato argentino de natación Master y Pre Master con 900 nadadores y en septiembre recibió el torneo 50° aniversario de FENABA, competencia clasificatoria para Tokio 2020 donde pudo verse a grandes figuras del seleccionado argentino como Delfi Pignatello, Virginia Bardach, Macarena Ceballos, Lautaro Rodriguez, Gabriel Morelli, Andrea Berrinoy o Nicolás Deferrari, junto a nadadores de Brasil y Colombia.

El hockey fue otro deporte habitual ya que las jugadoras del Club Atlético Nueva Chicago, importante institución del sur porteño, utilizó las instalaciones para entrenar y ser local en competencias oficiales. La Asociación de Hockey Metropolitana también usó las canchas para sus federados hombres, mujeres, menores y master, entrenando también los preseleccionados de M-14 a M18.

El desarrollo deportivo del Parque Olímpico integra el Plan Ciudad Activa, que tiene como objetivo promover la actividad física para mejorar la salud de los vecinos, combatiendo el sedentarismo típico de las grandes urbes mundiales. Sólo 6 ciudades del mundo están certificadas internacionalmente como Active Cities por tener una gestión que promueve el deporte. Buenos Aires se convirtió en una de ellas en octubre del año pasado, haciendo de este programa el principal legado olímpico.

Ubicado en Villa Soldati, este parque cuenta con infraestructura deportiva de vanguardia para alto rendimiento. Sus instalaciones fueron certificadas por el Comité Olímpico Internacional, cumpliendo los más altos estándares internacionales.

infoBUE

Noticias de Buenos Aires | Educación | Medio ambiente | Sustentabilidad | Política | Ciudadanía